Pensamientos y reflexiones sobre la vida cotidiana

En la vida que nos ha tocado vivir suceden cada día cosas alucinantes y fantásticas,pero sólo unos pocos le dan la suficiente importancia que se merece.
Archivos
<Agosto 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Documentos
  • Historias que no merecen más de una o dos páginas, pero sí la atención de una lectura espontánea.

  • Blogalia

    Blogalia

    Inicio > Historias > Fui una vez un niño...
    Fui una vez un niño... 2003-11-25

    Fui una vez un niño, era bastante inocente y más bien sosete, me creía todo lo que me contaban y nunca le encontré ese mal gusto al cole: para mí era el mejor juguete.

    Ya de peque tuve mis primeras decepciones con las leyes y las normativas, como cuando me asfaltaron aquel callejón en el que me crié jugando descalzo, y me obligaron a cambiar mis hábitos y empezar a correr usando zapatos, pues por muy dura que se hubiera hecho la planta de mi pie, más dura era la capa de asfalto que cubría el suelo, destrozando mi naturaleza nudista. Nunca entendí esta postura, pues en aquella calle jamás cruzó un coche, y ahora, años más tarde, después de no haber visto coche alguno atreverse a cambiar la costumbre, la han hecho peatonal.

    Seguí creciendo y mis quejas se canalizaron por medio de una asociación juvenil que ayudé a relanzar, primero como vice-presi, luego como secretario, tesorero, vocal... hasta marcharme definitivamente, cansado de sólo tener capacidad para organizar eventos de ocio para mantener entretenida y despistada a la población, y no poder ahondar más en los problemas reales de mi tierra.

    Hoy en día, saturado de trabajo y proyectos que no llegan a cuajar del todo, me he apartado un poco de mis ideas primarias y revolucionarias, pero aún me sigue doliendo el corazón cada vez que veo las injusticias que se cometen en nombre del dinero.

    Ya no importan las necesidades del ciudadano, ya no existe la protección de suelos, playas y montañas, ahora sólo priman los intereses del empresario. En mi tierra, de la que hablo porque es la que me alimenta y es la que conozco, ya apenas queda lugar por explotar. Las leyes que existían cuando era niño, de separar los edificios turísticos no-sé-cuántos metros de la playa ha desaparecido o se ha reducido a límites burlescos, pues estornudando desde ciertos hoteles se puede acertar en la cabeza de los bañistas. Mis montañas, mis queridísimas montañas, se han convertido en huecos exactos para alojar un futuro hotel, que mientras se le va concediendo o no el permiso, ya tiene su espacio, su cemento y pronto su local completo, y demos gracias a que está "a la espera" del permiso.

    La broma llega aún más lejos, ya que en Canarias ya no se llega ni al 50% de explotación casi nunca, y cada vez hay más camas, menos turistas y menos dinero. Siendo frío llego a entender que cada empresario se quiera aprovechar de una parte del pastel, y que viendo cómo está el patio, sin más leyes que las que marca Don Dinero, todos vengan como buitres, pero la gracia está en que las compañías que se encargan de construir y posteriormente explotar o vender esos establecimientos turísticos no son más de tres, gente sin entrañas que se ciega ante la luz dorada y pierde de vista el apagado verde de mi tierra, cada vez con menos brillo, que acabará desapareciendo.

    Pensado por Luiso21 sobre las 09:23 | Enlace


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://luiso.blogalia.com//trackbacks/13310

    Comentarios

    1
    De: Oze (El Erizo Azul) Fecha: 2003-11-26 00:12

    Me ha sorprendido la fuerza y la rabia que desprenden tus comentarios, compañero. Confío y deseo que no decaigas ante injusticias como las que citas, y que, pase lo que pase, jamás callen tus palabras.



    2
    De: Luiso Fecha: 2003-11-27 06:43

    Uno fiel a sus principios... Perdona que "ensuciara" tu espacio personal con esa rabia de la que hablas, colega, pero tocaba sentir un poco de impotencia... Es lo que tiene el ser humano ;) Gracias por los ánimos.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.81.46.194 (ad9d3b3db6)
    Comentario

    © 2002 Luiso21